lunes, 5 de octubre de 2015

La despedida

Hace mucho tiempo que no paso por aquí, quizás demasiado. Habrá mucha gente que haya llegado a mi blog tiempo después de escrito y se pregunte qué ha pasado tras mi última entrada. La respuesta es sencilla: una vida normal.

Usaré este escrito a modo de despedida. He demostrado varias veces mi obsesión por las fechas y creo que es el día indicado para hacerlo. Hoy es 5 de Octubre de 2015, y aunque la fecha tenga más de simbólico que de real para mí, hoy se cumplen 5 años de mi diagnóstico.

La vida en este tiempo me ha tratado bien. He disfrutado reorientándola en el campo profesional y adoptado nuevos hábitos en lo personal. Cuidarme sigue siendo mi prioridad y he intentado ser lo más feliz posible en todos los ámbitos. 

He iniciado proyectos diversos. Estoy estudiando Educación Infantil y he realizado algunos cursos en metodologías alternativas de educación. Todo ello me ha llevado a poder trabajar con niños en diversos campos. Está conllevando un gran esfuerzo personal, pero también me está trayendo grandes satisfacciones.

Este blog ha querido ser desde un principio un canto de esperanza para aquellos que viven una situación como la que yo viví y espero que ésta última entrada sea un gran broche. 

La vida sigue durante el cáncer y, sobretodo, después del cáncer. Y de eso va la entrada de hoy, porqué el gran regalo de este quinto aniversario no es ni más ni menos que vida. La mía, que sigue adelante más fuerte que nunca, y la que llegará en el 2016, momento en el que nazca mi hijo. 

La maternidad tras el cáncer es posible. No ha sido un camino sencillo, pero lo hemos conseguido. Lo hemos conseguido mi marido y yo, pero también lo han conseguido dos grandes amigas y compañeras de viaje. 

Digo adiós con una sonrisa en la boca y con una barriga redonda. A partir de ahora seré alguien especial no por lo vivido, sino por lo que nos queda por vivir. Mi hijo solo conocerá mi vida de ahora y, cuando se entere de toda esta historia, se quedará en eso, una historia. 

La vida sigue y esto no es más que un nuevo comienzo.



6 comentarios:

  1. Me alegra mucho leer todo esto. Aún recuerdo cuando planteabas en el blog la decisión que tuviste que tomar sobre cómo preservar la fertilidad. Mi enhorabuena a los dos!! Y aunque te pierda la pista... ¡que seáis felices! Que al fin y al cabo es lo importante... antes, durante y después de cualquier proceso ;)

    ResponderEliminar
  2. Clara, es una gran noticia. Que sigas saboreando la vida como hasta ahora y disfrutando de ella. Muchas gracias por todo lo que nos has transmitido y lo que nos has ayudado. Te deseo lo mejor en el viaje de la vida.

    ResponderEliminar
  3. Bravo por ti, y por él también, espero seguir sabiendo de ti.
    Un beso enorme

    Lou

    ResponderEliminar
  4. No cantes victoria el cáncer siempre vuelve

    ResponderEliminar
  5. Cuando tengas la recaída volverás a escribir?

    ResponderEliminar
  6. hijos dices? después de un cáncer? pobres huerfanitos

    ResponderEliminar