miércoles, 31 de octubre de 2012

Pensando en positivo

Hace un tiempo, hablando con mi amiga Marta, comentábamos el mal que nos hace el pesimismo generalizado que se nos impone desde la mayoría de medios de comunicación. Me ha costado un tiempo decidirme, ya que yo he sido siempre de un perfil más bien combativo y reivindicativo, pero al final lo he llevado a cabo: mis redes sociales solo reflejan mensajes positivos y de buenrollismo. Lo mejor de todo es que empieza a surtir efecto, al menos en mí.

Hubo un momento en que me di cuenta que aunque mi día hubiera sido redondo (el mío de verdad, no el del resto de personas) acababa empañado por los disgustos que tenía al leer o escuchar determinadas noticias. Sé que puede parecer un tanto egocéntrico, y quizás lo es. A veces pienso que despreocuparme de la situación general y pensar solamente en lo mío, me hace ser un tanto egoísta, hasta que reflexioné y caí en un punto importante: si yo me siento bien, si yo desprendo felicidad, es posible que se la contagie a los de mi alrededor. Y ahí es donde está mi pequeña contribución.

Hace poco escribí algunos tweets sobre cosas que pienso y siento reales (@arelavaralc) :

Hace un tiempo que decidí twittear y RT solo cosas positivas y de buen rollo. Me siento menos enfadada con el mundo #EmpiezaAFuncionar

Solo en la verdadera oscuridad, ves gente que tiene luz. Llevo días viendo luz en desconocidos #GenteQueValeLaPena

El món el canvien les petites accions, i d'aquestes en podem fer tots. Felicitats Mireia per la teva feina! #VoluntariaDePresons // El mundo lo cambian las pequeñas acciones, y éstas podemos hacerlas todos. Felicidades Mireia per tu trabajo! #VoluntariaDePrisiones

He decidido seguir creyendo en que otro mundo es posible (tengo 29 años y esta frase lleva ahí, conmigo, desde que tenía unos 17), y hoy me apetece explicar unos cuantos ejemplos.


Fundación uno entre cien mil: Tengo una cierta debilidad por Jose, del que os hablé en mi entrada dedicada a Héroes Sociales. Esta historia empieza hace dos años, cuando Guzmán, el hijo pequeño de Jose y Eva, enfermó de Leucemia Linfoblástica Aguda con solo 3 añitos (un caso entre cien mil niños). En aquel momento Jose empezó a escribir un blog que le servía de descarga emocional, como medio de información y como modo de ayuda a Guzmán, ya que cada viernes se invitaba a quien quisiera a formar parte de una rueda de energía y pensamientos positivos dirigidos a él. A día de hoy, y con la inmensa suerte de saber que Guzmán está como un sol, Jose ha creado la Fundación Uno entre Cien Mil junto a José Ritoré y María García. Como ellos mismos dicen "Uno entre cien mil es una Fundación que nace para trabajar en la innovación, el desarrollo y la puesta en marcha de proyectos sociales que marcan la diferencia. Creamos y apoyamos proyectos que son uno entre cien mil". Desde aquí les deseo toda la suerte del mundo y, como ya le he dicho a Jose más de una vez, me tenéis para lo que necesitéis. A los que me leéis os pido un minuto de vuestro tiempo para que entréis a su web, reflexionéis sobre como podéis ayudar, y les echéis una mano (donativo, cediendo parte de vuestro tiempo ayudando de alguna forma, ayudando a hacer difusión, etc...).

http://www.unoentrecienmil.org

Mireia Banqué: Hace diez años que conozco a Mireia. Nos conocimos en la universidad, aunque la realidad es tan curiosa como hemos tenido una relación mucho más estrecha al dejar de estudiar juntas. Hará unos dos años tuvimos una conversación en la que me explicó que era voluntaria para una organización y que iba de forma periódica a la prisión de Quatre Camins a estar con jóvenes encarcelados. Ayer, y después de tanto tiempo en el que ella ha seguido ayudando a los demás, de repente apareció en un reportaje por la tele. Recordé la conversación que habíamos tenido, lo que la reconfortaba hacer este trabajo, y todo el bien que está haciendo a cambio de un poco de su tiempo.




Plataforma PHA: Paseando por mi barrio una tarde, me di cuenta que un local que normalmente está cerrado ese día estaba abierto. Vi que había bastante gente en la entrada y me decidí a echar un ojo. Había una especie de asamblea, unas cuantas personas sentadas en forma de medio círculo, y un montón más de pie delante de ella. Cuando oí las primeras palabras me di cuenta de qué iba todo aquello: gente que iba a ser desalojada de sus hogares siendo asesorada por profesionales de diversos ámbitos, de forma voluntaria y gratuita. Este tipo de situaciones estremecen de verdad, porque no es lo mismo leer una noticia que ver la cara de sufrimiento de la gente en primera persona. Después de aquello me di cuenta que aún podía seguir creyendo en mi frase: hay gente que lo está pasando realmente mal, pero aún sigue habiendo gente que ayuda a los demás a cambio de nada. 

**Mi post de hoy va dedicado a Jose, a Mireia, a Ada Colau (Plataforma PHA), y a toda la gente que sigue creyendo que otro mundo es posible y, además, pone su granito de arena para conseguirlo.




4 comentarios:

  1. Per sort, encara hi ha gent que il·lumina aquest mon amb una mica d'esprança... Sóc del mateix perer que tu, per mi falten notícies positives per alegrar a la gent en el seu dia a dia! Encara queda gent bona pel món...
    Petonatzo!

    ResponderEliminar
  2. Orgullós de les meves ex companyes d'ambientals! Tant de la Mireia per la seva feina com a voluntària de presons, com de tu que amb la teva energia i optimisme estàs ajudant a tantes persones que estan passant pel mateix que tu.

    ResponderEliminar
  3. Hi ha tantes experiències, mirades i accions positives que es fan i no es veuen, però es senten, tant aquells que les reben com qui les fan. Egoista? diria que no, és una altra cosa, l'egoisme no és intentar no tragar-te molta merda que ens fan volen fer arribar amagant lo bo.

    ResponderEliminar