martes, 16 de octubre de 2012

Crónica de una boda anunciada (Parte I)

Esta va ser una entrada larga, aviso así ya de inicio, pero es que tengo la suerte de tener muuuuchas cosas que explicar. La cosa va de bodas: como ya muchos sabréis, el día 5 de Octubre me casé con mi hoy marido, Marc. Os voy a intentar hacer un relato de como han ido los días previos y posteriores.

Las sorpresas empezaron el día anterior a la boda. Estando yo en la ducha antes de ir al gimnasio (sí, lo sé, es raro...), me suena el móvil. Al ver un número desconocido contesto pensando que igual podía ser una llamada del Hospital.


Recreación del momento ducha
Que tonta soy... al contestar, y ya flipando, me di cuenta que la llamada no era ni mucho menos del Hospital, sino que algunas de mis queridas amigas me la habían liado y me llamaban de Radio 7 Euskadi. Os dejo un link para que podáis oír la grabación del momentazo (yo lo acabo de hacer y aún estoy sorprendida de no haber dicho ninguna burrada, teniendo en cuenta que estaba desnuda hablando con un desconocido).




Llegaron las 00:00 del día de la boda, y empiezo a recibir mensajes, imágenes en Facebook, etc.. lo que viene siendo una montaña de cosas relacionadas con bodas. Yo no me sorprendí, ya que de mis Pelones Peleones sé que me puedo esperar cualquier cosa. Lo que yo no sabía es que intentaban que no me durmiera antes de ver un vídeo que me habían preparado. Por culpa de algunos problemillas técnicos no lo pude ver, pero levantarte el día de tu boda y encontrarte con esto, no tiene precio. 



A mi me arrancaron muchas risas, alguna lágrima y me emocionaron muchísimo, pero tengo que decir que más de una persona al ver el vídeo me ha comentado la suerte que tengo de tener unos amigos así. Pues sí, tengo toda la suerte del mundo.

Después del vídeo, una buena ducha y desayunar algo, llegó Rebe a casa para maquillarme y empezar a hacer el reportaje fotográfico para los miles de fans que reclamaban imágenes. Gràcies Rebe!!

Rebe maquillándome en la cocina de casa de mis padres

Se me ha olvidado decir que el día en cuestión me levanté completamente afónica (no había manera de hablar), por lo que mi padre me dijo que se iba a la farmacia a comprarme algo para la garganta. Cuando ya llevaba 45 minutos fuera de casa y (teniendo en cuenta que la farmacia está justo en frente de casa de mis padres) aún no había vuelto, empecé a sospechar que había gato encerrado. Así es: mi padre se presentó con el ramo de novia. Un ramo de minirosas blancas, muy bonito.

Después de esto empezó a llegar gente a casa y el stress generalizado empezó a estresarme a mí. 

En esta foto aún faltaba Dani, que estaba por llegar

Cuando por fin conseguimos mover a la marabunta y salimos de casa hacia el Registro Civil de Barcelona. Preocupada por no haber recibido noticias de Marc, intenté hablar con él (recordemos que yo andaba sin voz) y cuando yo ya estaba llegando, él aún estaba de camino. NO!! El novio debe llegar antes que la novia.

Intentando hablar por teléfono sin voz

Una vez en la puerta del Registro (y sí, llegué yo antes) llegó Marc. Me voy a acordar toda la vida de la cara que puso al verme y lo que me dijo: creo que es la vez que más guapa te he visto. No me podía haber dicho nada mejor.


En la entrada, justo después de encontrarnos

Entramos dentro y nos tocó esperar. Teníamos hora a las 11:45, pero a las 11:40 las cuatro bodas anteriores aún no se habían celebrado. En medio de la confusión por tener que esperar, la de gente que había allí reunida,.. veo que se abre una puerta y de ella sale EVA. Madre mía, intenté soltar un grito que no salió y empecé a llorar. Y con ella iban Sandra, Monika, Yolanda y Marta



Después de esto, entramos y se celebró la ceremonia. No hay mucho que explicar, es muy breve y sencilla. Al salir, tocó la típica lluvia de arroz (hay que ver la mala leche que tenéis, jodías) y las fotos de familia. 

Arroz para mí, pétalos para Marc. Ojito la paella que se podía haber hecho con todo el arroz que hay a la izquierda del segurata

Como toda buena celebración, el evento llevaba comida incluida y nos fuimos todos a Can Campanyà. Lo bueno de hacer una boda tan pequeña, es que puedes tomar el pica-pica en la terraza todos alrededor de una mesa y de forma distendida.



El comedor estaba precioso. Yo tenía una idea muy clara de lo que quería, la transmití a la gente del restaurante, y la supieron materializar perfectamente.



La comida fue genial: todo el mundo relajado, la comida buenísima... y al llegar la hora del postre, nueva sorpresa! Carmeta se había puesto de acuerdo con mis padres, y nos hizo llegar un fabuloso pastel de bodas. Moltes gràcies Carmeta!

Leyendo la targeta que acompañaba al pastel

Después de unas cuantas horas de comer y comer, foto aquí y foto allá, jugar con Aleix y demás cosas que se hacen en una boda, nos hicimos la foto de familia y nos fuimos.



A Marc y a mí aún nos esperaba una magnífica noche de bodas en el Hotel Neri. Mis padres nos regalaron el pack romántico: cena, noche en la Suite con cava y frutas tropicales y desayuno. Solo deciros que nos comimos las frutas dándonos un baño de hora y media (el resto está censurado).

Suite del Hotel Neri
La celebración continuó durante dos días más, pero eso casi que es lo cuento en el siguiente post.

** Este post va dedicado a todos los que me robasteis una sonrisa durante estos días. Sois muchos, así que... gracias a todos!

7 comentarios:

  1. Wow... es increible gracias x hacer este post
    ha sido muy emocionante

    ResponderEliminar
  2. FELICIDADES CLAIREEEE!!!!! Estás guapísimaaaa!!! Os deseo felicidad infinita y espero impaciente la II Parte de la crónica, xq esta me ha encantado ♥. Un beso muy fuerte! Mei

    ResponderEliminar
  3. acabo de sentir la entrevista a la radio¡¡ com sempre els pels de punta¡¡¡ moltíssima sort parella¡¡

    ResponderEliminar
  4. Demà et diré en persona el guapa que estaves aquest dia tant especial!!!! i el vestit verd!!!!!! m'encanta!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. te mereces todo lo mejor, se que vais a ser muy felices porque la vida ya te ha dado una gran leccion que has sabido aprovechar y tu MARIDO (jejejeeee) ha sabido estar a la altura, así que mi enhorabuena y un besazo para los dos!!

    Os quiero mucho!!

    ResponderEliminar
  6. Qué gustazo de lectura Clara, te lo mereces !!! a seguir disfrutando !!!

    ResponderEliminar
  7. Pero que guapa que es la novia!!!!! Que entrada más chula. Como me gustan las bodas y tu pastel!!!!

    ResponderEliminar