jueves, 13 de septiembre de 2012

Revisiones

Ayer hablando con Marta sobre las revisiones, me di cuenta de la visión tan diferente que tengo de  ellas respecto a muchas de mis compañeras. 

Las próximas dos semanas me tengo que enfrentar a una mamografía (antes de que me las cobren) y la revisión con mi oncólogo de radioterapia y mi oncóloga de quimio. Me doy cuenta que aquello que a muchas de vosotras os provoca preocupación, nerviosismo, problemas para dormir, etc... a mi no me provoca NADA. Es curioso, pero yo tengo la sensación de ir una de las muchas visitas médicas que tengo; simplemente una más. Es entonces cuando me pregunto: y a qué se debe esto? Porqué a mi no me preocupa y a la mayoría de la gente si? Pues no lo tengo del todo claro. Mi principal teoría se basa en el hecho de que, para mí, las visitas a mis oncólogos han sido siempre positivas.

Como ya os he explicado antes, a mí me comunicó el diagnóstico un trozo de papel, que luego reconfirmó mi ginecólogo del hospital. Mis visitas a la oncóloga han sido muy sencillas: como está yendo todo? Todo va bien, tú tranquila. Y a partir de aquí, risas con la anécdotas de las problemáticas entre madres e hijas (yo con la mía, y las de la oncóloga con su hija). 

A partir de esto me hago una serie de preguntas: sería conveniente que nos comunicara el diagnóstico una persona diferente a la que luego nos tiene que tratar? Es parte del trabajo del oncólogo crear un ambiente lo suficientemente distendido como para que las visitas no provoquen "traumas"? O es trabajo del paciente dejar de ver al oncólogo como a alguien que da malas noticias?

Y vosotras que pensáis? Como vivís vuestras revisiones?


13 comentarios:

  1. qué entrada más interesante. En mi caso yo aún no tengo revisiones, por lo que las numerosas citas médicas siguen siendo para mí "rutinarias" (siempre lo han sido así). Otra cosa distinta fueron el TAC y la analítica de "examen final" de este verano. Eso sí daba "canguele"... pero yo creo que no va tanto con el interlocutor sentado en su mesa sino en la manera de afrontar la visita del interlocutor de este lado de la mesa. O al menos en gran medida. En mi caso el diiagnóstico también vino en un papel que leí en solitario y nunca he visto a mi oncólogo como prtador de malas noticias sino como un aliado. Un aliado con quien tengo una relación de complicidad tremenda. Él me observa, escucha mis tonterías, sonríe y escribe cosas en papeles jajajajaja

    En cualquier caso, estoy más que convencida de que tu ITV va a ir de maravilla y seguiremos bailando titiriritititiiis continuamente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves preparando el traje de fiesta, que tenemos baile para rato! :D

      Eliminar
  2. Mi experiencia es corta pero he pensado en eso. El diagnóstico a mi me lo dió el cirujano que debía operarme pero decidí cambiar de hospital llevando ya las pruebas hechas. No abrí los sobres con los resultados, solo la biopsia, y esperé a que fuera el oncólogo quién me dijera lo que había. Yo diría que sí, pero no sé exactamente porque. Guardo un buen recuerdo del trato con el doctor que me lo confirmó y hasta fuí a decirle personalmente que él no me operaría ya que cambiaba de hospital y a darle las gracias por su trato.

    Con el oncólogo es con quién tengo menos relación y me resulta curioso. He tenido varias visitas con el gine que me operó, con reproducción asistida muchas, con cirugía, con la enfermera y con él solo tres. Si hay malas noticias será él quién me las dará, está claro pero de momento no he podido establecer ningún trato con él que no vaya más allá del ahora toca esto o lo otro. Confio en él como professional (siempre suelo hacerlo) pero es como que el trato personal me lo reservo para otros, por miedo, o no sé yo, lo veo como el director de la orquesta pero me atraen más los músicos! Muy interesante el tema!

    El miércoles estrenaré mi pajarito-nopajartito, je je je je!!! Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así que guardas un buen recuerdo del que te dio malas noticias? Me acabas de romper la teoría... jaja. Pobre director de orquesta, organizándolo todo para que salga bien, después no recibe ni un "cariñito".

      Eliminar
    2. Pués sí! pero apoyo tu teoría y la he visto con pacientes en mi trabajo. El primero que da el diagnóstico o lo insinúa es del que peor recuerdo tienes pero con el tiempo la gente suele re-sentir y agradecerlo de alguna forma ya que saber que te pasa es el primer paso. He de decir que yo me hacía a la idea de recibir malas noticias por la cara de la ecógrafa, sus palabras, la mamo urgente, mi hipocondría... El doctor confirmó lo que yo ya intuía de una manera especial y creo que fué delicado y claro conmigo. Cuando termine el concierto se llevará un gran aplauso!!! he he he.
      Marta

      Eliminar
  3. Yo tampoco he tenido aún ninguna revisión, aunque esta tarde tengo TAC y ya me estoy mordiendo las uñas. La relación con mi óncologo es buena, también del tipo de '¿Cómo va todo?' aunque a veces le fundo a preguntas y acaba diciéndome que no piense tanto. Sí que le tengo miedo al sobre, no puedo olvidar el papelito del infierno en el que ponía 'sospechoso de malignidad'. Tu revisión va a salir fenomenal y ¿para que ponerse nerviosa?. Un beso! Mei

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente no me quiero poner nerviosa... jaja Era más un pensamiento del tipo: qué hago yo para no estar nerviosa? Qué podrían hacer las que si que lo están? Subanalizando mi mundo (demasiado tiempo libre? Nooooo... jaja)

      Eliminar
  4. Ayyy Clara!!! Q entradas mas chulas nos haces!!!
    Yo no he tenido aun la revisión, cuando acabe el tratamiento me hicieron una analitica y nada mas. En Noviembre tendre la revisión gorda, con PET-TAC, Eco, Mamografia, Resonancaia mamaria, vamos un completo! Y solo de pensarlo me pongo nerviosisima. Sé, por mi caracter que lo voy a llevar muy mal, con mucho miedo. Pero tendre que aprender a convivir con ellas, no?
    Yo tampoco veo al oncologo como alguien que me ha dado malas noticias, eran las noticias que tenia que darme y punto.
    Para mi es una persona estupenda, pero tengo amyor complicidad con mi ginecologo, es mi médico de referencia, de hecho las revisiones las voy a pasar con él.
    Yo tambien estoy absolutamente segura que tu revision va a salir perfecta, no puede ser de otro modo!!!

    Menudo rollo os he metido!!!


    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Vuelvo a ser Marta, a ver si me registro ya y dejo el anonimato este!
    hoy he pensado en ti. Hablaba com mi psico del miedo a no sé qué que tengo ahora, cuando el tumor ya no está. Lo hemos relacionado con el luchar contra algo que ya no está. Lo he hablado con el oncólogo y él me ha dicho "ahora luchamos contra las estadísticas" y me ha gustado la frase. Romperemos las estadísticas para bien, les petarem entre totes!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Marta me encanta la frase. No luchamos contra el cancer porque ya no está, pero sí contra las estadisticas. Me gusta!!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Clara a mi me pasa lo mismo que a ti. A mi las revisiones no me provocan nada de nada. No me pongo nerviosa, no me cuesta dormir,... A mi me gustan las revisiones. Me siento segura y controlada. Quizás soy muy ingenua pero estoy convencida de que no voy a volver a tener cáncer así que,...
    Durante la enfermedad Víctor siempre me decía "cuando lleguemos al rio, buscaremos el puente" y eso es lo que hago. No pienso preocuparme antes de tiempo por nada. Ahora mismo estoy sana y eso es l único que me importa.

    ResponderEliminar
  8. Hola! ¿Por qué decís que luchamos contra las estadísticas? Son buenas, la mayoría nos curamos!! Un besito y Mucha suerte con la revisión, saldrá todo bien. Susana

    ResponderEliminar
  9. Hola! por eso para que suban los índices de curación! El oncólogo me dijo que nadie me dirá de momento que tengo 0% de posibilidades de volver a tener cáncer y las estadísticas todo y que son buenas serían fantásticas si fueran del 100% no? yo lo entendí así todo y que tan pronto lo dijo me sorprendió por lo que dices tu, pero enseguida entendí lo que quería decir y me gustó! Marta

    ResponderEliminar