miércoles, 5 de septiembre de 2012

Recuerdo de un verano

Tengo pendiente desde hace tiempo escribir una entrada de verdad (llamémosle de verdad a una que no sea entrada-felicitación). Así que intentaré hacer un resumen de lo acontecido durante este verano.

El verano empezó con la noticia de mi despido. He comentado con algunos de mis compañeros que se encontraban en la misma situación y hemos llegado a la misma conclusión: quedarte sin curro en Julio parece menos grave que en Diciembre. Que nos regalen un verano largo, como cuando éramos niños, hace que dejemos de pensar en negativo y pensemos un poquito más en positivo.

La verdad es que las largas vacaciones no lo han parecido para mi. Estoy "acostumbrada" a estar en casa mientras Marc trabaja, así que la situación no varió demasiado hasta principios de Agosto. Aún así, hay tradiciones que nunca deben perderse, y la paella en Badalona con mis compis (ahora ex-compis) de curro es ya todo un clásico. Pasar el día en la playa, comer paella hasta reventar y jugar todo el día con dos preciosidades, es poco menos que un día redondo.

 
Júlia y yo haciendo pose de modelos (a Dani no sé qué le pasó por la cabeza)
La guapérrima Carla con su papi

El día de la paella coincidía con el último día de trabajo de Marc, así que esta vez también significó el inicio real de las vacaciones y el sprint final de preparación de nuestro súper viaje. Hablando con Marta hace ya tiempo, recuerdo que le dije que tenía la sensación que nuestro viaje a Vietnam y Camboya iba a ser más-que-un-viaje-una-experiencia. Al final ha sido todo eso y más.

Cuando buscábamos destino, recuerdo que había algunas premisas que se debían cumplir: 
1. Cambiar de cultura completamente
2. Conocer un lugar que no fuera exclusivamente una ciudad
3. Nada de viajes en grupo, ni de pulseritas

Cuando llegamos a Hanoi y salimos del aeropuerto, me di cuenta que habíamos acertado. Además de su clima extremo (salir del avión y encontrarte con 39º C y una humedad superior al 90% te hace darte cuenta que has salido de tu zona de comfort), empiezas a ver lo que para mi caracteriza Vietnam: el color VERDE. Vietnam es verde por todas partes. 

Durante este viaje he tenido momentos de éxtasis de verdad. Recuerdo estar en Tam Coc el segundo día, y mientras navegábamos en medio del silencio, notar un nudo en la entrada del estómago, soltar alguna lagrimilla y pensar en la suerte que tengo de poder conocer y vivir algo así.

Tam Coc visto desde nuestra barquita

Lo mejor de este viaje es que he podido conocer naturaleza incomparable, he aprendido mucho sobre otras culturas, he visto grandes ciudades, montañas verdes de arroz, playas paradisíacas, he hecho actividades de todo tipo y, además, he conocido a gente maravillosa. Sin duda hay imágenes que quedaran grabadas en mi memoria, pero me quedo con las sensaciones. 

Estar en medio de Angkor Wat, una de las maravillas del mundo, y que todo pase inadvertido cuando tu guía empieza a explicarte como ha sobrevivido a un genocidio y las condiciones de vida durante tantos años con los jemeres rojos en Camboya, pone los pelos de punta. Cuando te das cuenta que esa persona te está explicando una verdad tan profunda, una realidad tan lejana para ti, y que se está aguantando para no ponerse a llorar, es cuando te das cuenta que el viaje ha dejado de ser un viaje, para ser una experiencia.

Chun, nuestro guía, mientras nos explica sus vivencias

Vuelvo con la sensación de haber vivido la mejor aventura que pudiera imaginar. Con una sensación de satisfacción máxima. La experiencia ha cubierto todas nuestras expectativas, y las ha sobrepasado sin duda.

Las emociones son difíciles de transmitir, pero para los que quieran ver un poquito más de lo que ha sido nuestro viaje, podéis ver una selección de imágenes:

** El post de hoy se lo dedico al mejor compañero de aventuras que se pueda tener. Porque una luna de miel sin marido, no sería lo mismo, no? T'estimo ;)

Qué mejor modelo podría tener? 


6 comentarios:

  1. ooooooooh q xulokooo!!!! ens ho has d'explicar amb calma, moooooolta calma :))))
    ptnts xoxo

    ResponderEliminar
  2. Muchas felicidades por ese pedazo de viaje¡¡¡¡ me encanta¡¡¡¡ besitos guapa

    ResponderEliminar
  3. Neni... que se m'escapa la llagrimeta... ja sas que estic sensible amb aquests temes de viatges de novius... ;) Una gran aventura, sí senyor! Si no hi haguéssiu anat junts, per cap dels dos hagués estat el mateix, segur!
    Petonatzo!

    ResponderEliminar
  4. Como me alegra que hayas disfrutado tanto de este viaje!!. Que gran marido vas a tener. Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola! Acabo de descubrir tu blog a través del de Eva Aguilera.
    Yo tb He roto estadísticas! Con 29 años. Me alegro de haber encontrado gente de mi edad que me entienda tan bien. Ahora estoy casi terminando la quimio, y tb me he animado a hacer un blog

    www.tetarota.blogspot.com

    Enhorabuena!! Hoy estoy feliz de ver lo bien que estáis y saber que yo tb lo estaré ;)

    Un abrazo fuerte,

    Mei

    ResponderEliminar
  6. Clara hace bastante que no te leo. Que me está pasando? Me estoy olvidando de lo importante?? Sabes que te quiero y me alegro muchísimo por tu compromiso, tu luna de miel y tu boda. Estoy deseando verte un ratito.

    Un beso

    ResponderEliminar