lunes, 31 de diciembre de 2012

Hola 2013!

Parece mentira pero otro año ya queda atrás. Hoy es el día de hacer balance de todo lo vivido, de repasar el cómo y de planear el futuro. Hace un año os hablaba de mis 11 momentos del 2011 y los 12 propósitos del 2012. Este año lo siento diferente, así que vayamos por partes.

Si pienso en un día como hoy hace justo un año, recuerdo la mezcla de sentimientos. Recuerdo haber pensado en que había superado la maldición de los 27, que "yo había podido" y recuerdo dejar el 2011 atrás con una cierta sensación de rabia. Después de las 12 campanadas, y rodeada de desconocidos en un teatro, me abracé a Marc y entre lágrimas que el resto de gente no llegaban a comprender, le dije: se acabó. 

Sin lugar a dudas este año ha sido INTENSO. Creo que es la palabra que mejor define a un montón de situaciones que han sido difíciles de clasificar.

Enero: recuerdo recibir la especial noticia de que Cesca venía de camino, y recuerdo un 3 de Enero en el que mis amigos de la universidad nos reunimos con la excusa de celebrarlo. Ese mismo 3 de Enero conocí a Marta.


En Enero operaban a Ainara, y gracias a eso, también conocí a Monika.


Febrero: fue sin duda un mes emocionante y lleno de momentos. Cruzar la meta de Corro contra el cáncer rodeada de amigos,


y celebrar una calçotada muy especial.


Y aunque estos momentos fueron muy dulces, sin dudarlo me quedo con la primera reunión pelona en Madrid y, sobretodo, un 14 de Febrero en el que pasé a ser la "princesa prometida".

Marzo: será recordado como el mes que Marc y mi cuñada se hicieron donantes de médula,


y el mes en el que pasé por el túnel del terror (también conocido como urgencias de psiquiatria).


Abril: siempre es el mes de Sant Jordi, pero este fue además la primera Semana Santa como madrina de Aleix.



Mayo: Empezó con el cumple de Aleix,


y sin duda, uno de los días que me marcó más fue la vuelta al trabajo (sobretodo si te espera esto)


Junio: es y será el mes de una imagen,


y de la entrega de firmas de Pelones en el Ministerio de Sanidad.


Julio: queda marcado como el mes de mi segundo ERE y mi despido del trabajo, y de la reunión de oncolocas.



Agosto: es sin duda EL MES de este año. Pasé la mayor parte de sus días descubriendo un nuevo mundo, una forma diferente de vivir. 


Septiembre: fue el mes de la manifestación que puede que sea histórica, y de mis días de trabajo en Cromatismes.


Octubre: una imagen vale más que mil palabras

Noviembre: es el mes de Jackie Rueda, y de empezar a ver el mundo de otra manera (a través del objetivo de una cámara).



Diciembre: será el mes en que participé en La Marató y fui el primer testimonio del Telemaratón que más dinero ha reunido por habitante de la historia.


Para quien quiera ver la entrevista, este es el link con el video (a partir del minuto 17:20) http://www.tv3.cat/3alacarta/#/videos/4382811

Empecé el 2012 haciendo listas de propósitos, supongo que intentando controlar lo que tenía que venir. Este año lo siento diferente. Siento que será un gran año, que me deparará muchísimas cosas, pero sobretodo siento que tengo que recibirlo sin ansias y esperando que llegue lo que tenga que venir.

A todos, mucha felicidad, porque como dicen mis amigos de Mr Wonderful...






viernes, 7 de diciembre de 2012

Entrenar para la vida

Mucho he hablado de los cambios que el cáncer ha traído a mi vida. Puedo decir sin riesgo a equivocarme que hay una Clara antes y después del cáncer. He sufrido un cambio de perspectivas vitales que me ha llevado a ser una nueva yo por dentro, pero también por fuera.

Un paso importante a la hora de tomar decisiones que pueden cambiar tu vida es conocerte a ti mismo y, sobretodo, no autoengañarte. Hay que ser consciente de las virtudes y de los defectos de cada uno, para saber qué recalcar y qué intentar evitar.

Durante un periodo de mi vida yo hice deporte de forma más o menos regular. Por diversos motivos, entre los cuales estaba la desmotivación, fui abandonando la práctica hasta llegar a una vida más bien sedentaria. 

Durante el tratamiento, y aunque intenté llevar una vida lo más normal posible, el deterioro físico fue importante. Recuerdo tener muchos momentos en los que mi cabeza no paraba de planear actividades que mi cuerpo no podía llevar a cabo. Estando enferma asumes que eso es "normal", aún así, decidí que esto no podía durar más que el tiempo del tratamiento. Empecé a pensar sobre cómo pondría remedio a la situación y en seguida pensé en empezar a hacer ejercicio. Y aquí viene el punto importante, el de no autoengañarte: iba a ser capaz de hacerlo? Y siendo sincera conmigo misma me di cuenta de que no. Apuntarme al gimnasio era fácil, pero ir regularmente y marcarme una rutina estricta no lo iba a ser tanto.

La solución a esa situación tiene nombres y apellidos: Xavier Gracia. Xavi es mi entrenador y mi apoyo   directo en el cuidado de mi físico. Un entrenador puede parecer una excentricidad en los días que corren, y muchos podéis pensar que es un gasto de dinero que no mucha gente puede asumir. Quizás es así, pero como todo en la vida, es cuestión de prioridades. Hay quién gasta dinero en ir de fiesta, en tener un coche, en vicios varios... Yo tomé la decisión de gastar invertir mi dinero en lo más importante: en mi salud.

Xavi ha sabido inculcarme el gusanillo del deporte, y hay que reconocer que eso no es fácil con un cuerpo en constantes altibajos, y dónde la progresión no es tan evidente como lo podía haber sido tiempo atrás. Precisamente por eso es importante un apoyo como él, porque los momentos de bajón llegan y es necesario que haya un apoyo externo que te recuerde que TÚ SÍ PUEDES y que aunque no corras carreras de 10 km, ya no te ahogas a los 10 segundos como el día que empezaste.

Xavi y yo bajo la penumbra del gimnasio


Xavi no sólo me ha ayudado en la sala del gimnasio. Con él también he hecho sesiones de cardio en el exterior o definido cómo debe ser mi dieta (aún recuerdo la tarde que pasamos más de dos horas resolviendo mis dudas, definiendo posibles menús, etc..).

Sólo tengo palabras de agradecimiento para él porque ha sabido seguir mi ritmo. No muchos entrenadores personales se encuentran con una "clienta" que ha acabado el tratamiento oncológico un mes antes. Él ha investigado y ha ido aprendiendo conmigo lo que una persona en mi situación requería: qué podía exigirme, dónde podía llegar, qué ejercicios podía hacer en cada momento y qué tipo de ejercicios debía evitar. Hemos ido avanzando juntos y descubierto que la relación cáncer-deporte es más gratificante de lo que cabía esperar.

Para quién quiera contactar con él, aquí están sus datos. Os lo recomiendo 100%.

Xavier Gracia - Entrenador Personal

Xavier Gracia Nuevo
Facebook
Twitter: @xaviergn_ep

viernes, 30 de noviembre de 2012

Mi vida como bloguera

Esta semana mi blog ha cumplido un año. Sí, sí, parece mentira pero hace ya un año que empecé a explicar mis peripecias por el oncomundo y más allá. Al principio pensé que lo leerían unas cuantas personas y que no tendría relevancia alguna. Estaba bastante equivocada.

Desde hace un tiempo hasta ahora, me he dado cuenta del valor que tiene mi blog. Que gente a la que no conoces se te acerque en el hospital para felicitarte por tu reciente boda, recibir mails diciendo que leerte es un bálsamo y que tus palabras desprenden sensibilidad, que radios, periódicos, incluso programas de televisión se interesen por tu historia y la quieran explicar,... está claro que son situaciones que el día 1 no me planteaba en absoluto. Pero lo que más me ha sorprendido es el poder de difusión que tiene.

Hace unos días recibí un mail. Olga se puso en contacto conmigo para saber si la podía ayudar. Una amiga suya que padece cáncer de mama le pasó mi mail diciéndole que me leía mucha gente y que igual podía dar difusión a su historia. Al sobrino de Olga, Lluc, le detectaron un tumor en las cervicales, que acabó diagnosticado como una Histocitosis X. Lluc fue operado y evoluciona favorablemente. ¿Cuál es el problema de esta familia? Lluc, su mamá y su hermano viven en Brasil. La sanidad pública de este país es casi nula, y aunque ellos tenían una mútua médica, ésta tampoco cubre muchos de los gastos del tratamiento. 

Su mail me hizo recapacitar en cuanto a muchos temas. Me hizo darme cuenta de la gran injusticia que es el que tus probabilidades de curación dependan del sitio en dónde vivas, la clase social a la que pertenezcas o de la gente que te quiera ayudar. Como ya os comenté en otro post, estoy convencida que TODOS podemos poner nuestro granito de arena para cambiar y conseguir un mundo mejor. Ayudar a aquellos que tenemos cerca o a aquellos que te piden ayuda es el primer paso. Quizás yo no pueda financiar los tratamientos que Lluc necesita, pero sí puedo hablar de él e intentar que la gente conozca su historia.

Éste es Lluc


Quién quiera informarse un poco más, dar ánimos a la familia, colaborar en la medida de lo posible, esta es la dirección de su blog http://contuayudapodremos.blogspot.com.es Perded un minuto de vuestro tiempo y recapacitad sobre el poder que tenemos todos para cambiar el mundo, empezando por cambiar la vida de un niño.

Cierro el post de hoy con las palabras de agradecimiento de Cristine, la madre de Lluc:
"...Me gustaría deciros que tener a mi hijo de vuelta, para mí, ha sido como una bendición. Me ha hecho pensar en muchas cosas, en nuestras vidas, porque nunca creemos que puede pasar con nosotros. Nunca he pensado que tendría que pedir ayuda para poder mantener a mi hijo bien. Siempre fui una mujer trabajadora, mismo porque estoy loca por lo que hago: me encanta mi trabajo, pero no tener dinero para pagar ni la anestesista de tu hijo te hace sentir muy mal.
Me gustaría agradecer a todos desde ya, tanto por la ayuda financiera como en la fuerza del pensamiento, tanto para Lluc como para tantos otros niños que padecen de dolencias crónicas o mucho peores que nosotros. Con todo lo que he visto en un mes en el hospital, me gustaría poder ayudar a todos..."

miércoles, 21 de noviembre de 2012

El porqué de todo esto...

Y por esto me refiero a mi blog.

El día 19 de Octubre fue el día Internacional del Cáncer de Mama. Ese día fui invitada a las conferencias de la Asociación Española de Senología y Patología Mamaria para hablar en la mesa redonda llamada "El Cáncer y la mujer joven". Está claro que vivir un cáncer de mama no es lo mismo a los 50/60 que a los 20/30. No hablaré de la diferencia en tratamientos, y la diferencia en según que efectos secundarios, pero si en la actitud. 

Aunque no se puede hablar de forma tajante, ni generalizar en exceso, me he dado cuenta que las señoras más mayores tienden a vivir esto con más dramatismo que las jóvenes. Supongo que lo que era el cáncer hace años les ha dejado huella. También creo que la dificultad en el uso de algunas herramientas, como puede ser internet, hace que se sientan más aisladas de lo que podrían sentirse si supieran usarlas.

En estas conferencias a mi me tocó hablar sobre "Enfermedad e internet. Ayuda o perjuicio". Y es aquí donde quizás podáis entender el porqué de todo esto. 

Os dejo el resumen de mi ponencia:

El diagnóstico de cáncer es un golpe tan duro como inesperado en la mayoría de las ocasiones. El paciente se siente perdido en un mundo de tecnicismos que muchas veces no llega a comprender. Empujados por las dudas y el miedo a la respuesta de algunas de sus preguntas, muchos de ellos recurren a internet en busca de la información y de la discreción para no dar a conocer los propios miedos a aquellos que los rodean. 

Internet es una fuente inagotable de conocimiento no contrastado, es por ello que es muy posible que los primeros hallazgos sean más bien poco fructíferos. Habitualmente, el paciente tiende a buscar explicaciones sobre cúal es la enfermedad diagnosticada, y sobretodo, estadísticas de probabilidad de supervivencia, sin pensar que existen multitud de variantes que hacen que esa probabilidad cambie de un caso estándard al caso particular de cada uno de ellos. Por otra parte, frecuentemente se encuentran con casos extremos acompañados de fotografías impactantes, que pueden llegar a hacer creer al paciente que esa misma situación es la que le espera. 

Hablando con multitud de enfermos, casi todos coinciden que esta es la parte más negativa del uso de internet durante la enfermedad. Los tecnicismos mal entendidos, las estadísticas generales asumidas como propias y la falsa creencia por parte del paciente de conocer cómo será su tratamiento por aquello que lee por la red. Sumado a todo ello, se genera una cierta desconfianza hacía las decisiones tomadas por el oncólogo, que puede llegar a minar la relación entre el paciente y su doctor. 

Existe también el lado amable de las redes. Habitualmente se encuentra en forma de grupos de pacientes o blogs. Compartir sensaciones o pensamientos con otros que están pasando por una situación similar suele ayudar al paciente a no sentirse solo o extraño. En los casos de pacientes que salen de la estadística general (enfermedades poco comunes, edades no habituales en su enfermedad, …) ayudan, en cierta manera, a normalizar una situación doblemente extraña. 

La escritura de blogs personales relatando la experiencia vivida, puede tener varios efectos positivos. Compartir los miedos, dudas o emociones puede ejercer un efecto de descarga emocional positivo para el paciente y sin la sobrecarga asociada para el cuidador. El miedo a herir a aquellos que rodean al enfermo desaparece, y se exteriorizan vivencias que en otros casos tienden a ser escondidas. Por otra parte, el sentimiento de pertenecer a un grupo y la sensación que la experiencia vivida puede ayudar a un tercero, da un plus de satisfacción y autoestima que ayuda a mantener el ánimo durante el tratamiento. 

El uso de las redes como herramienta en la vertiente piscológica del tratamiento puede resultar de gran ayuda, siempre que se sepan consultar los recursos adecuados. Los terapeutas deben asumir que el paciente puede cubrir algunas de sus necesidades de información mediante este medio, y deberían ser capaces de dirigirles y orientarles en su uso.

** El post de hoy va dedicado a Eva y Ainara, las dos ex-pelonas que me animaron a abrir este blog hace ya casi un año, y a Jose, porque me ha despertado con una de las mejoras noticias que me podían dar.


miércoles, 31 de octubre de 2012

Pensando en positivo

Hace un tiempo, hablando con mi amiga Marta, comentábamos el mal que nos hace el pesimismo generalizado que se nos impone desde la mayoría de medios de comunicación. Me ha costado un tiempo decidirme, ya que yo he sido siempre de un perfil más bien combativo y reivindicativo, pero al final lo he llevado a cabo: mis redes sociales solo reflejan mensajes positivos y de buenrollismo. Lo mejor de todo es que empieza a surtir efecto, al menos en mí.

Hubo un momento en que me di cuenta que aunque mi día hubiera sido redondo (el mío de verdad, no el del resto de personas) acababa empañado por los disgustos que tenía al leer o escuchar determinadas noticias. Sé que puede parecer un tanto egocéntrico, y quizás lo es. A veces pienso que despreocuparme de la situación general y pensar solamente en lo mío, me hace ser un tanto egoísta, hasta que reflexioné y caí en un punto importante: si yo me siento bien, si yo desprendo felicidad, es posible que se la contagie a los de mi alrededor. Y ahí es donde está mi pequeña contribución.

Hace poco escribí algunos tweets sobre cosas que pienso y siento reales (@arelavaralc) :

Hace un tiempo que decidí twittear y RT solo cosas positivas y de buen rollo. Me siento menos enfadada con el mundo #EmpiezaAFuncionar

Solo en la verdadera oscuridad, ves gente que tiene luz. Llevo días viendo luz en desconocidos #GenteQueValeLaPena

El món el canvien les petites accions, i d'aquestes en podem fer tots. Felicitats Mireia per la teva feina! #VoluntariaDePresons // El mundo lo cambian las pequeñas acciones, y éstas podemos hacerlas todos. Felicidades Mireia per tu trabajo! #VoluntariaDePrisiones

He decidido seguir creyendo en que otro mundo es posible (tengo 29 años y esta frase lleva ahí, conmigo, desde que tenía unos 17), y hoy me apetece explicar unos cuantos ejemplos.


Fundación uno entre cien mil: Tengo una cierta debilidad por Jose, del que os hablé en mi entrada dedicada a Héroes Sociales. Esta historia empieza hace dos años, cuando Guzmán, el hijo pequeño de Jose y Eva, enfermó de Leucemia Linfoblástica Aguda con solo 3 añitos (un caso entre cien mil niños). En aquel momento Jose empezó a escribir un blog que le servía de descarga emocional, como medio de información y como modo de ayuda a Guzmán, ya que cada viernes se invitaba a quien quisiera a formar parte de una rueda de energía y pensamientos positivos dirigidos a él. A día de hoy, y con la inmensa suerte de saber que Guzmán está como un sol, Jose ha creado la Fundación Uno entre Cien Mil junto a José Ritoré y María García. Como ellos mismos dicen "Uno entre cien mil es una Fundación que nace para trabajar en la innovación, el desarrollo y la puesta en marcha de proyectos sociales que marcan la diferencia. Creamos y apoyamos proyectos que son uno entre cien mil". Desde aquí les deseo toda la suerte del mundo y, como ya le he dicho a Jose más de una vez, me tenéis para lo que necesitéis. A los que me leéis os pido un minuto de vuestro tiempo para que entréis a su web, reflexionéis sobre como podéis ayudar, y les echéis una mano (donativo, cediendo parte de vuestro tiempo ayudando de alguna forma, ayudando a hacer difusión, etc...).

http://www.unoentrecienmil.org

Mireia Banqué: Hace diez años que conozco a Mireia. Nos conocimos en la universidad, aunque la realidad es tan curiosa como hemos tenido una relación mucho más estrecha al dejar de estudiar juntas. Hará unos dos años tuvimos una conversación en la que me explicó que era voluntaria para una organización y que iba de forma periódica a la prisión de Quatre Camins a estar con jóvenes encarcelados. Ayer, y después de tanto tiempo en el que ella ha seguido ayudando a los demás, de repente apareció en un reportaje por la tele. Recordé la conversación que habíamos tenido, lo que la reconfortaba hacer este trabajo, y todo el bien que está haciendo a cambio de un poco de su tiempo.




Plataforma PHA: Paseando por mi barrio una tarde, me di cuenta que un local que normalmente está cerrado ese día estaba abierto. Vi que había bastante gente en la entrada y me decidí a echar un ojo. Había una especie de asamblea, unas cuantas personas sentadas en forma de medio círculo, y un montón más de pie delante de ella. Cuando oí las primeras palabras me di cuenta de qué iba todo aquello: gente que iba a ser desalojada de sus hogares siendo asesorada por profesionales de diversos ámbitos, de forma voluntaria y gratuita. Este tipo de situaciones estremecen de verdad, porque no es lo mismo leer una noticia que ver la cara de sufrimiento de la gente en primera persona. Después de aquello me di cuenta que aún podía seguir creyendo en mi frase: hay gente que lo está pasando realmente mal, pero aún sigue habiendo gente que ayuda a los demás a cambio de nada. 

**Mi post de hoy va dedicado a Jose, a Mireia, a Ada Colau (Plataforma PHA), y a toda la gente que sigue creyendo que otro mundo es posible y, además, pone su granito de arena para conseguirlo.




viernes, 19 de octubre de 2012

19 Octubre: Día internacional del Cáncer de Mama

Hoy es un día especial. Es especial porque aunque todo haya pasado y te hayas curado, este día te recuerda todo lo vivido. Es imposible no rememorar el año de lucha que llevas a tu espalda, pensar en todas las mujeres y hombres que también lo han vivido y en los que,  por desgracia, lo vivirán.

Hoy es el día que pienso en la suerte que he tenido de que Marc notara aquel bulto y que, sin saberlo, acabara salvándome la vida. Pienso en la mamografía que hizo que mi "bulto que no era nada" pasara a ser un cáncer. Llevo casi un año explicando mis vivencias: las buenas, las malas y las regulares. Me doy cuenta de la suerte que he tenido al poder vivir cada una de ellas. Sin Marc, sin esa mamografía, sin todas las putadas vividas, hoy no estaría escribiendo esto.

Hoy es el día en que os pido a todos y todas que controleis vuestro cuerpo. Las autoexploraciones son básicas, sobretodo para la gente joven que no pasamos por los programas de cribado. Autoexplorarse puede dar miedo, pero os aseguro que da más miedo encontrarse con un oncólogo que te dice que le hubiera gustado encontrar el bulto antes.

Se habla mucho de la autoexploración, pero poco de cómo se realiza. Tenemos una idea muy vaga de los pasos a seguir, por eso os pido que perdáis 3 minutos de vuestro tiempo para ver este video:




Y ahora es cuando viene la reivindicación: debemos ser conscientes que esta es una enfermedad que le puede tocar a cualquiera. Es duro decirlo, pero mañana puedes ser TÚ. Tenemos que luchar porque los programas de cribado se adecuen a las nuevas tecnologías y a los nuevos patrones de casos. Hay que luchar para que muchos médicos pierdan los prejuicios y se den cuenta que chicas con 26 años (como los que tenía yo cuando empecé a ir al médico) e incluso menores pueden tener cáncer de mama y se deben tratar con la misma meticulosidad que las más mayores. Es el día para recordar a los hombres que no quedan excluidos de este mundo, y que ellos también pueden ser los siguientes.

Estoy segura que hoy mucha gente pensara en mi. Ojalá todas esas personas piensen también en ellas mismas y empiecen a controlarse.

Me gustaría que todos pasarais por el blog de Rebe y leyerais la entrada que escribió hace unos meses sobre como fuimos diagnosticadas diez chicas menores de 40 años. Creo que su lectura un día como hoy es imprescindible. http://rebeca-lifeinpink.blogspot.com.es/2012/05/las-oncochungas.html


miércoles, 17 de octubre de 2012

Crónica de una boda anunciada (Parte II)

Esta historia empieza en Crónica de una boda anunciada (Parte I)

Desde un principio la idea fue tener una boda súperíntima con los más allegados y pasar el fin de semana siguiente con los amigos en una casa de colonias. Así que cuando salimos del hotel, nos dio tiempo a ir a casa a coger la mochila y poco más.

Y de nuevo... más sorpresas! Bajamos al portal de casa y de repente nos encontramos con esto:



Fuimos todo el viaje con el coche lleno de globos y sufrimos varias veces la versión makinera de la marcha nupcial.

Al llegar a Can Mateu, vimos que habíamos acertado con la decisión, porque es un sitio magnífico.

Vista exterior de la casa

Poco a poco la gente fue llegando, y entre todos los besos y abrazos llegó la hora de cenar. Tengo que decir que estoy súper contenta de haberlos visto a todos, y súper agradecida, porque sé que hubo gente que hizo lo imposible por venir (hasta desde Bruselas vinieron!).

Hay que hacerse a la idea de que estábamos en una casa de colonias, por lo que no habían grandes lujos, pero la cena a base de sopa de galets (codillos) y tortilla de patatas para mi fue lo más.


Después de la mis amigos nos regalaron un olivo-bonsai. Lo mejor de todo son los mensajitos que llevaba colgados.

Los castellanohablantes que busquen un traductor, que aquí hay demasiado texto
Foto de grupo con olivo incluido

La noche transcurrió entre cervezas, patatas, pipas y demás. Nos dedicamos a jugar a "Adivina mi personaje" (juro que lo he tenido que buscar en internet http://adigital.pntic.mec.es/~aramo/juegos/juego60b.htm ).

Hay que tener muy mala leche para formar este trío



Llegó la hora de dormir y Yolanda decidió que era el momento idóneo para hacer un show de los suyos. Nos reímos mogollón, pero al día siguiente no había quien se levantara.

Foto hecha a traición: Eva, las piernas de Marc, un pie de Víctor y mi careto

Fuimos a desayunar y después tocaba kayak. Marc y yo tuvimos la gran suerte de coger uno que estaba rajado (pero de eso no nos dimos cuenta hasta al final). Yo no llegaba a entender como los demás iban tan rápido y a nosotros nos costaba tanto movernos. Todo tiene su explicación.

Pantà de Sau
Marc y Víctor sacando agua del kayak 

Después llegó la comida, y como aún nos quedaba un ratito muerto, Marta sacó toda la artillería que aprendió en el curso de yoguitos y nos lo hizo pasar genial.

Primero me hizo volar (literalmente), y luego jugamos al puente del amor (ahora no sé si se llama así!).

Clara por los aires
Mireia partiéndose mientras la pasaban por el puente (ojo las caras, todo el mundo disfrutando)

La tarde acabó con una sesión express de acroyoga para principiantes, y no fui la única valiente!


Ricard, ets molt gran!!

Aún antes de irnos, nos dio tiempo a hacernos una fotillo para felicitarle el cumple a Paloma y hacer una foto de grupo para el recuerdo.



El fin de semana acabó parecido a como había empezado: con alfombra roja, marcha nupcial y globos en el coche.



Sólo puedo decir que he tenido la mejor boda y celebración que me hubiera imaginado. Que no hace falta un pastón para celebrar las cosas buenas de la vida, y que para amigos... NO HAY QUIEN ME GANE! Muchísimas gracias a todos.

martes, 16 de octubre de 2012

Crónica de una boda anunciada (Parte I)

Esta va ser una entrada larga, aviso así ya de inicio, pero es que tengo la suerte de tener muuuuchas cosas que explicar. La cosa va de bodas: como ya muchos sabréis, el día 5 de Octubre me casé con mi hoy marido, Marc. Os voy a intentar hacer un relato de como han ido los días previos y posteriores.

Las sorpresas empezaron el día anterior a la boda. Estando yo en la ducha antes de ir al gimnasio (sí, lo sé, es raro...), me suena el móvil. Al ver un número desconocido contesto pensando que igual podía ser una llamada del Hospital.


Recreación del momento ducha
Que tonta soy... al contestar, y ya flipando, me di cuenta que la llamada no era ni mucho menos del Hospital, sino que algunas de mis queridas amigas me la habían liado y me llamaban de Radio 7 Euskadi. Os dejo un link para que podáis oír la grabación del momentazo (yo lo acabo de hacer y aún estoy sorprendida de no haber dicho ninguna burrada, teniendo en cuenta que estaba desnuda hablando con un desconocido).




Llegaron las 00:00 del día de la boda, y empiezo a recibir mensajes, imágenes en Facebook, etc.. lo que viene siendo una montaña de cosas relacionadas con bodas. Yo no me sorprendí, ya que de mis Pelones Peleones sé que me puedo esperar cualquier cosa. Lo que yo no sabía es que intentaban que no me durmiera antes de ver un vídeo que me habían preparado. Por culpa de algunos problemillas técnicos no lo pude ver, pero levantarte el día de tu boda y encontrarte con esto, no tiene precio. 



A mi me arrancaron muchas risas, alguna lágrima y me emocionaron muchísimo, pero tengo que decir que más de una persona al ver el vídeo me ha comentado la suerte que tengo de tener unos amigos así. Pues sí, tengo toda la suerte del mundo.

Después del vídeo, una buena ducha y desayunar algo, llegó Rebe a casa para maquillarme y empezar a hacer el reportaje fotográfico para los miles de fans que reclamaban imágenes. Gràcies Rebe!!

Rebe maquillándome en la cocina de casa de mis padres

Se me ha olvidado decir que el día en cuestión me levanté completamente afónica (no había manera de hablar), por lo que mi padre me dijo que se iba a la farmacia a comprarme algo para la garganta. Cuando ya llevaba 45 minutos fuera de casa y (teniendo en cuenta que la farmacia está justo en frente de casa de mis padres) aún no había vuelto, empecé a sospechar que había gato encerrado. Así es: mi padre se presentó con el ramo de novia. Un ramo de minirosas blancas, muy bonito.

Después de esto empezó a llegar gente a casa y el stress generalizado empezó a estresarme a mí. 

En esta foto aún faltaba Dani, que estaba por llegar

Cuando por fin conseguimos mover a la marabunta y salimos de casa hacia el Registro Civil de Barcelona. Preocupada por no haber recibido noticias de Marc, intenté hablar con él (recordemos que yo andaba sin voz) y cuando yo ya estaba llegando, él aún estaba de camino. NO!! El novio debe llegar antes que la novia.

Intentando hablar por teléfono sin voz

Una vez en la puerta del Registro (y sí, llegué yo antes) llegó Marc. Me voy a acordar toda la vida de la cara que puso al verme y lo que me dijo: creo que es la vez que más guapa te he visto. No me podía haber dicho nada mejor.


En la entrada, justo después de encontrarnos

Entramos dentro y nos tocó esperar. Teníamos hora a las 11:45, pero a las 11:40 las cuatro bodas anteriores aún no se habían celebrado. En medio de la confusión por tener que esperar, la de gente que había allí reunida,.. veo que se abre una puerta y de ella sale EVA. Madre mía, intenté soltar un grito que no salió y empecé a llorar. Y con ella iban Sandra, Monika, Yolanda y Marta



Después de esto, entramos y se celebró la ceremonia. No hay mucho que explicar, es muy breve y sencilla. Al salir, tocó la típica lluvia de arroz (hay que ver la mala leche que tenéis, jodías) y las fotos de familia. 

Arroz para mí, pétalos para Marc. Ojito la paella que se podía haber hecho con todo el arroz que hay a la izquierda del segurata

Como toda buena celebración, el evento llevaba comida incluida y nos fuimos todos a Can Campanyà. Lo bueno de hacer una boda tan pequeña, es que puedes tomar el pica-pica en la terraza todos alrededor de una mesa y de forma distendida.



El comedor estaba precioso. Yo tenía una idea muy clara de lo que quería, la transmití a la gente del restaurante, y la supieron materializar perfectamente.



La comida fue genial: todo el mundo relajado, la comida buenísima... y al llegar la hora del postre, nueva sorpresa! Carmeta se había puesto de acuerdo con mis padres, y nos hizo llegar un fabuloso pastel de bodas. Moltes gràcies Carmeta!

Leyendo la targeta que acompañaba al pastel

Después de unas cuantas horas de comer y comer, foto aquí y foto allá, jugar con Aleix y demás cosas que se hacen en una boda, nos hicimos la foto de familia y nos fuimos.



A Marc y a mí aún nos esperaba una magnífica noche de bodas en el Hotel Neri. Mis padres nos regalaron el pack romántico: cena, noche en la Suite con cava y frutas tropicales y desayuno. Solo deciros que nos comimos las frutas dándonos un baño de hora y media (el resto está censurado).

Suite del Hotel Neri
La celebración continuó durante dos días más, pero eso casi que es lo cuento en el siguiente post.

** Este post va dedicado a todos los que me robasteis una sonrisa durante estos días. Sois muchos, así que... gracias a todos!